miércoles, 15 de septiembre de 2010

La Ciudad de Buenos Aires: Capital Mundial del Libro 2011



Una breve historia


En 1996 la UNESCO instauró el 23 de abril como el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor. La fecha no fue escogida al azar: un 23 de abril fallecieron William Shakespeare y Miguel de Cervantes, escritores universales, cuyo inmenso legado no ha hecho más que expandirse y revalorizarse en 400 años, y nada hace suponer que su pluma deje de fascinar alguna vez a los lectores del mundo. La intención de la UNESCO fue rendir un homenaje a ambos autores alentando el placer de la lectura, la producción editorial y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor.
Cinco años después la apuesta fue mayor: la UNESCO estableció el concepto de Capital Mundial del Libro eligiendo a Madrid como ciudad inaugural en 2001. La Conferencia General del organismo aprobó la Resolución 31 C/29 el 2 de noviembre de 2001, por la que se dispone la elección anual de una capital, reconocida por la calidad de sus programas para promover la difusión del libro, fomentar la lectura y expandir la industria editorial.
El entusiasmo no se hizo esperar; decenas de ciudades han presentado su candidatura desde entonces, motivadas por mostrar al mundo su producción literaria y expandir los horizontes de su particular cultura. La distinción no tiene ninguna implicación presupuestaria ni ningún premio material; se trata de un reconocimiento simbólico que moviliza a una gran cantidad de lectores, escritores, editores, traductores, estados y empresas en un objetivo común: la celebración de la palabra.
Esta distinción ha sido merecida por Madrid (2001), Alejandría (2002), Nueva Delhi (2003), Amberes (2004), Montreal (2005), Turín (2006), Bogotá (2007), Ámsterdam (2008), Beirut (2009) y Liubliana (2010). En 2011, cuando sea el turno de Buenos Aires, se cumplirá el décimo aniversario de la creación de la Capital Mundial del Libro.
En asociación a la UNESCO, el comité de selección, integrado por la Unión Internacional de Editores (UIE), la Federación Internacional de Libreros (FIL) y la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA), establece los siguientes criterios para la presentación de candidaturas:
• Proponer un programa de actividades especialmente concebido para la duración del nombramiento de la ciudad ganadora y que no serían puestos en marcha más que en caso de designación;
• Nivel del compromiso municipal, nacional y internacional, e impacto potencial del programa;
• Cantidad y calidad de actividades esporádicas o permanentes organizadas, respectando plenamente a los varios actores de la cadena de libros, por la ciudad candidata en cooperación con organizaciones profesionales, nacionales e internacionales, que representen a autores, editores, libreros y bibliotecarios;
• Cantidad y calidad de cualquier otro proyecto significativo que tenga por objeto promover y fomentar el libro y la lectura;
• Conformidad con los principios de libertad de expresión, libertad de publicar y difundir la información, enunciados en el Acto constitutivo de la UNESCO así como en los artículos 19 y 27 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el Acuerdo sobre la Importación de objetos de carácter educativo, científico o cultural (Acuerdo de Florencia).
Buenos Aires se presentó junto a Caracas (Venezuela), Lagos (Nigeria), La Habana (Cuba), Porto Novo (Benin), Sharjah (Emiratos Árabes Unidos) y Teherán (Irán). Tras revisar todas las postulaciones, la ciudad de Buenos Aires fue designada como Capital Mundial del Libro 2011 “debido a su sólida estrategia y a la calidad y variedad de su candidatura”.
Plan organizacional y estrategia
El Ministerio de Cultura, a través de la Unidad de Proyectos Especiales (UPE) Buenos Aires Capital Mundial del Libro 2011, dependiente de la Subsecretaría de Cultura, elaboró un plan organizacional con el objetivo de trabajar en conjunto con las asociaciones de promoción del libro y la lectura, otras áreas de gobierno y la sociedad en general en la construcción de BACML2011. El mismo fue presentado en el marco de la 36 Feria Internacional del Libro ante las demás autoridades de gobierno y ante los principales referentes del mundo editorial el pasado 6 de mayo.
Durante 2010, se desarrollará la fase preparatoria mientras que, a partir del 23 de abril de 2011, año en que la Ciudad asume la capitalidad, comenzará a desarrollarse la fase operativa, que se prolongará hasta la misma fecha del año próximo. La estrategia se centrará en tres grandes líneas principales: el fomento de la lectura, el fomento del libro y la difusión de nuestro patrimonio literario.

Fuente: www.buenosaires.gov.ar/areas/cultura/capitaldellibro2011
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...